HERMANOS MAYORES

Hablar del Stmo. Cristo de los Remedios es, sin duda, hablar del amor de una localidad como San Sebastián de los Reyes hacia el Hijo de Dios.
Es para nosotros un orgullo poder pertenecer a esta Hermandad que cumple 200 años a su servicio. La mayor herencia que nos han dejado nuestros antepasados, el inculcarnos desde niños la fe cristiana y es que la familia, es el mejor cultivo para hablar de Dios.
A ellos, que formaron parte de esta historia, les estaremos siempre agradecidos por haber mantenido esta Hermandad en momentos difíciles, ellos fueron los primeros en movilizarse para que la imagen del Cristo volviera a esta parroquia, hace ya 76 años, que es la edad de la actual Imagen y gracias a  ellos, cada 28 de agosto volvemos a vivir ese momento especial: cuando por el arco de la iglesia asoma con su carroza engalanada, despacio abandona su casa y los cohetes de colores llenan el cielo iluminando su cara.
Y nos acompaña el recuerdo de esas abuelas que ya no están, que nos llevaron emocionadas y orgullosas a presentarnos un 27 de agosto. Nos hicieron Hermanos y colgaron nuestra medalla, primero de nuestra cuna, después en el cabecero de la cama,  y en mi caso, que tuve la gran suerte de hacernos Hermanas el mismo año, su recuerdo me acompaña más que nunca en cada acto de la Hermandad ya que hubiéramos sido Hermanas Mayores este año.
Y a esas madres que ahora son abuelas y siguen con la misma labor que sus madres.
Ahora nosotros debemos seguir manteniendo esta unidad, poniendo nuestro granito de arena allí donde se necesite.
La Junta de Gobierno lleva años haciendo una grandísima labor para poder organizar minuciosamente el II Centenario.
El esfuerzo de llevar a cabo el Comedor Social, que comenzó como una gran idea, un gran sueño, que se hizo realidad, y gracias al apoyo de todos sale cada día adelante.

A Cristo que está presente en nuestras vidas, que vive bajo la advocación de los Remedios en nuestra parroquia. Es alguien especial que nos ayuda, nos protege, nos alienta y nos da fuerza para continuar en el largo camino de la vida en el que nos encontramos con baches pero también con las cosas más bellas.

 Él siempre ha estado y estará a  nuestro lado. A Él desde niñas le pedíamos por las cosas que entonces creíamos importantes, pero cuando los problemas son una realidad las cosas se sobrellevan de otra forma, si te mantienes a su lado.
¿Cuánto nos ha concedido?
A mí, cada día que me levanto para poder seguir caminando.

 

Pilar Hoyos Frutos

Hermana Mayor 2014-2015

Anuncios