HERMANDAD STMO. CRISTO DE LOS REMEDIOS

El origen de la devoción al Santísimo Cristo de los Remedios se confunde con el de una antigua Cofradía del Santísimo Cristo de los Remedios. Precisamente la primera mención escrita relacionada con el Santísimo Cristo de los Remedios es una manda testamentaria de Josep G. Bravo a “la Cofradía del Santo Cristo de los Remedios” el 13 de febrero de 1645 (01). No está claro si es la devoción al Cristo de los Remedios la que origina la Cofradía, o  es la fundación por un grupo de vecinos de esta Cofradía la que origina que se denomine al Cristo existente en la Iglesia como “de los Remedios”. La falta de documentos escritos específicos sobre la creación de la Cofradía nos lo impide.

Durante todo el siglo XVII aparecen una serie de referencias documentales en el Archivo Histórico Nacional, Archivo Histórico de Protocolos Notariales, Archivo Diocesano de Toledo, Archivo Parroquial y Archivo Municipal, en el que se constata la dedicación de esta Cofradía a la promoción del culto al Stmo. Cristo de los Remedios, el ornato de su Altar y la realización de su Función Principal el 28 de agosto. También indica de su precaria situación económica que pudiera ser la causa de su desaparición a fines del siglo XVII, ya que no aparecen más datos sobre la misma en los siglos siguientes.

Pasado el siglo XVIII, convulso para Hermandades y Cofradías por las nuevas leyes regulatorias promulgadas por Carlos III, y tras la finalización de la Guerra de la Independencia, volvieron a resurgir las Cofradías de San Sebastián de los Reyes.

Así, el 9 de octubre de 1814, tras más de 100 años de desaparición, se vuelve a fundar la “Hermandad y Cofradía con el título y advocación del Santísimo Cristo de los Remedios” (02). Veinte vecinos de San Sebastián de los Reyes junto con el párroco del lugar, D. Pedro Gregorio de Castejón, firman el Acta Fundacional, remitiéndola al Arzobispo de Toledo, el Cardenal de Escala D. Luis María de Borbón y Vallabriga,hijo del Infante D. Luis Antonio de Borbón.

Examinando detenidamente estos Estatutos, se extrae la conclusión de que se funda una Cofradía con un carácter restrictivo respecto al número de miembros y a su posición económica o social, ya que únicamente podían ser Hermanos aquellas personas que fueran o hubieran sido miembros del Ayuntamiento. La Cofradía estaba gobernada por dos Hermanos Mayores que llevaban las cuentas y disponían de la incorporación de nuevos hermanos.

En principio los miembros de la Hermandad eran únicamente varones, más que nada porque eran los que podían o solían ser miembros del Ayuntamiento, pero se permitía el acceso a la misma a las viudas de los Hermanos, pagando la mitad de la cuota.

Las actividades de la Hermandad eran de carácter muy restringido, más que nada se encargaban de los enterramientos de los Hermanos y de sus familiares, preparando sus mortajas, enterramientos, viáticos y misas por sus almas.

Avanzando el siglo XIX y con una serie de cambios estatutarios, parece que la Hermandad intenta abrirse al resto de San Sebastián de los Reyes y en 1873 aporta ya un donativo propio a la celebración de las fiestas en honor al Santísimo Cristo de los Remedios, según la relación de cuentas de las fiestas conservadas en el Archivo Municipal.

Tras la Guerra Civil y con la influencia de los párrocos que se fueron sucediendo en la iglesia de San Sebastián Mártir, la Hermandad fue adquiriendo poco a poco un carácter más propio de una Cofradía religiosa de su época. Así, en 1942 se reanuda la actividad de la Hermandad, decidiéndose la incorporación de nuevos Hermanos. En 1944 se toma la decisión de incorporar también a las mujeres como miembros de pleno derecho, y en 1952 se modifican formalmente los Estatutos (03).

En esta época, la Hermandad empieza a participar plenamente de la vida parroquial, entremezclándose muchas veces los dos ámbitos, el parroquial y el de la Cofradía, debido al carácter reducido de ambos.

Hacia 1950, con la llegada a la parroquia del sacerdote D. Hipólito Tamayo Zúñiga, que llegaría a estar más de 50 años al frente de la misma, se asientan las formas de celebración de la Hermandad en relación con el Santísimo Cristo de los Remedios, tal y como han llegado hasta la actualidad.

Aparte de la celebración de la Misa Mayor y de la Procesión el 28 de agosto, y de la Misa de Vísperas con el canto del Miserere e imposición de medallas a los nuevos Hermanos, como transcurría la fiesta durante el siglo XIX (04), se amplió las Misa de Víspera con un Triduo en honor al Santísimo Cristo de los Remedios. Igualmente se consolidó la celebración por parte de la Hermandad del Stmo. Cristo de los Remedios de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, el 14 de septiembre.

Hasta la sustitución de las andas por la Carroza, se celebraba durante la procesión el Acto de ofrecimiento de los niños nacidos durante el año al Santísimo Cristo de los Remedios, no teniendo datos documentales sobre el origen de esta tradición. Al cambiar las andas a una carroza de mayor tamaño, este hecho se complicó, por lo que pasó a realizarse en el interior del templo parroquial antes del inicio de la procesión.

En 1993 son nuevamente reformados los Estatutos de la Hermandad (05).

En el año 2011 se realiza una nueva modificación de los Estatutos, ampliando los miembros de la Junta de Gobierno y el número de Hermanos Mayores que pasan a ser doce (06), siendo aprobados por el Cardenal Arzobispo de Madrid D. Antonio María Rouco Varela. Durante la misma se realiza su inscripción en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia (07).

NOTAS

(01) Archivo Histórico Diocesano de Madrid

Libro de Difuntos 1617-1651. ES.28134.APSSM/1.13.Transcripción Francisco Martín

“13/02/1645- Manda de Josep G. Bravo a la Cofradía del Santo Cristo de los Remedios” (Img. 351)

Archivo Municipal de San Sebastián de los Reyes. Libros de Escribanía. Transcripción de D. Santiago Izquierdo. Revista El Encierro, 2008.

(02) Archivo Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios

9 de octubre de 1814, veinte cristianos vecinos de San Sebastián de los Reyes, junto al párroco de la localidad fundan “una Hermandad y Cofradía con el título y advocación del Santísimo Cristo de los Remedios”. Los fundadores, tal y como describe el acta fundacional, fueron los siguientes : Juan Frutos Magarra, Esteban González, Manuel Manrique, Francisco López, Juan Colmenar, Manuel Esteban Simón, D. Francisco Menoyo, Felipe Salazar, Sebastián De Frutos, José Paredes, José Izquierdo, Juan Navacerrada, Juan López, Eugenio De Frutos, Joaquín Díaz, Antonio De Frutos, Silvestre García, D. Joaquín del Portillo, Esteban Perdiguero Pérez y Celestino De Frutos, todos ellos acompañados por D. Pedro Gregorio de Castejón, cura párroco y abad.

(03) Archivo Parroquial San Sebastián Mártir. APSSM-ES.28134/1,08-008

Apuntes Parroquia San Sebastián Mártir. D. Hipólito Tamayo Zúñiga, 1979.

(04) “Crónica de San Sebastián de los Reyes, pueblo de la provincia de Madrid”. Laureano Montero García (1890). Reedición de Ayto. de San Sebastián de los Reyes.1990.Pág. 63 a 67

(05) Estatutos 1993. Archivo Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios

(06) Estatutos 2011. Archivo Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios

(07)http://maper.mjusticia.gob.es/Maper/DetalleEntidadReligiosa.action?numeroInscripcion=8359-/-SE/C#bloqueBuscadorProcesos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

San Sebastián de los Reyes (Madrid)

A %d blogueros les gusta esto: